Parents: What to do About Test Anxiety - Ingles y Espanol
 

HELPING YOUR CHILD MANAGE TEST ANXIETY

What is test anxiety?

Test anxiety is the uneasiness or apprehension that a student feels before, during, or after a test because of worry or fear of failure.  Everyone experiences anxiety from time to time; in fact, low levels of anxiety can motivate students to study and perform well.  However, when anxiety interferes with test-taking and learning it can cause students to “blank out” or have trouble paying attention, limiting their ability to think clearly and do their best work.  The good news is that parents can help their children manage test anxiety.

What does it feel like?

Some students report physical symptoms including butterflies, cold or clammy hands, headaches, nausea, being hot or cold, or feeling faint.  Others report feeling like they want to cry or even leave the room and not take the test.  Some may feel angry or helpless.

What can I DO as a parent?

·   Make sure your child has enough sleep, eats a healthy breakfast, and gets to school on time.

·   Make sure your child has the needed school supplies (notebooks, pencils, etc.).

·   Doing well on a test is easier if a student has been consistently completing school assignments, including studying or reading.  Encouraging your child to complete homework each day is important and helpful.

·   Motivate your child to want to take a test.  You can do this by reinforcing their efforts, including studying and homework tasks, rather than focusing on having to make a certain grade.

·   Help your child reduce fear and anxiety.  This can be accomplished with enthusiasm, praise, and occasional small rewards for giving their best effort in spite of feeling worried.

·   Teach your child to relax through simple techniques like deep breathing.  Relaxation is a skill that requires learning and practice, so keep the relaxation practices short and simple.

What should I AVOID doing?

·   Avoid giving excessive reassurance, such as repeatedly saying, “You’ll do great!”  Too much reassurance causes anxious children to seek to discredit the parent’s opinion

·   Avoid telling your child exactly what to do.  It is more useful to ask your child to come up with a realistic plan for studying and taking the test.

·   Don’t be impatient (“Just take the test and get over it!”).

 


Information provided by the NYU Child Study Center’s “The Parent Letter”



 

CÓMO AYUDAR A SU HIJO A CONTROLAR LA ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES

¿Qué es la ansiedad ante los exámenes?

La ansiedad ante los exámenes es la inquietud o el temor que siente el estudiante antes o después del examen o durante el mismo, debido a una preocupación por fracasar. Todos experimentan ansiedad de vez en cuando; de hecho, niveles bajos de ansiedad pueden motivar a los estudiantes a estudiar y tener un buen desempeño. Sin embargo, cuando la ansiedad interfiere con la toma de exámenes y el aprendizaje, puede dar lugar a que los estudiantes tengan lagunas mentales o dificultades para prestar atención, lo que limita su capacidad de pensar con claridad y tener el mejor rendimiento. La buena noticia es que los padres pueden ayudar a sus hijos a controlar la ansiedad ante exámenes.

¿Qué se siente?

Algunos estudiantes informan tener síntomas físicos, entre ellos, nervios, manos frías o sudorosas, dolores de cabeza, náusea, calor o frío o mareos. Otros señalan que sienten deseos de llorar o incluso abandonar el aula y no tomar la prueba. Es posible que algunos se enfaden o sientan impotencia.

¿Qué puedo HACER como padre?

· Asegúrese de que su hijo duerma lo suficiente, ingiera un desayuno saludable y llegue a la escuela a tiempo.

· Asegúrese de que su hijo tenga los útiles escolares necesarios (cuadernos, lápices, etc.).

· Tener un buen desempeño en el examen es más sencillo si el estudiante ha estado haciendo sus tareas escolares con constancia; esto incluye estudiar y leer la bibliografía. Alentar a su hijo para que haga sus deberes todos los días es importante y útil.

· Motive a su hijo para que desee tomar el examen. Esto es posible si usted fortalece sus esfuerzos, entre ellos, estudiar y hacer los deberes, en lugar de centrarse en alcanzar una cierta calificación.

· Ayude a su hijo a tener menos miedo y ansiedad. Esto se puede llevar a cabo con entusiasmo, elogios y pequeñas recompensas ocasionales por esforzarse al máximo a pesar de que están preocupados.

· Enseñe a su hijo a relajarse mediante técnicas sencillas como la respiración profunda. La relajación es una habilidad que exige práctica y aprendizaje; por eso, continúe usando prácticas de relajación cortas y sencillas.

¿Qué debo EVITAR hacer?

· Evite infundirle demasiada confianza, por ejemplo, diciéndole en varias ocasiones: “¡Te irá bien!”. Infundir demasiada confianza da lugar a que los niños ansiosos busquen desacreditar la opinión de los padres.

· Evite decirle a su hijo exactamente qué hacer. Es más útil pedirle a su hijo que piense en un plan realista para estudiar y tomar el examen.

· No sea impaciente (“¡Solo toma el examen y supéralo!”).

 

Información proporcionada en la “Carta para Padres” del Centro de Estudios de Niños de New York University.